23 dentro 5

” Conferencia pronunciado en la Librería La LIBRE de Barrio, en Leganés (Madrid

“Yo te daré libro vivo

Los escritores fantasean cuando escriben su literatura, hacen sus novelas, e incluso cuando interpretan la historia. Teresa de Jesús cuenta su experiencia con arte; pero sin ambages. Con una enorme fidelidad, a si misma, a su experiencia; con una lucidez que le viene de su inteligencia y genio literario; pero sobre todo de su honestidad y su compromiso y fidelidad así misma y a sus lectoras. “no diré nada que no haya vivido por experiencia” decía siempre. Por tanto, nos abre a su verdad

El compromiso fundamental en su obra literaria, es enseñar desde si misma. El arte de Teresa ha sido convertir su reflexión interior, el viaje a su interioridad, el descubrimiento de sí misma en un modelo de literatura, la autobiografía. Su obra es la primera en nuestra literatura española. Su proceso, la vida que cuenta en su escritura lo ha elevado a categoría literaria. Lázaro Carreter dice que Teresa fue también fundadora en las letras; su fundación en la literatura española es el género: autobiografía del espíritu

Tenía una inquietud intelectual inimaginable en su tiempo “las letras son gran cosa para dar a todo luzrepetirá con frecuencia, animando a leer y estimulando la curiosidad a sus monjas y criticando al clero perezoso y ramplón.

Para valorar la categoría literaria de una biografía hay que ver cómo refleja lo que es su vida. Pero lo que encontramos en Teresa, y ésa es su gran originalidad, que se va produciendo un desnudamiento del espíritu por la confesión literaria. Logra ella misma convertirse en texto.

Teresa le gustaba mucho los libros de caballería, los leyó de pequeña; pero no quería hacer novela, escribía para entender y entenderse, también porque la gustaba. “Es una cosa muy honda que no sabe cómo decir” porque no tiene letras, dice ella. Le cuesta encontrar las palabras, para hacer entender su experiencia y comunicarla “Deshaciéndome estoy hermanas para daros a entender esto” Ahí empezó su literatura, en el deseo de comunicar. Ella tenía una gran sabiduría y experiencia dentro, que no quería dejarla encerrada.”Si fuera persona que tuviera autoridad de escribir…”.Se quejaba. Siempre la pesó la falta de autoridad de las mujeres, y la falta de formación:”No tenemos letras las mujeres…”” “la letras son un buen medio para la virtud”. Pasión por saber, por entrar en el mundo o abrir el mundo del conocimiento

Su obra literaria no se puede desvincular de su experiencia religiosa, porque toda ella es una comunicación de su vida interior, de ahí su originalidad; pero, su vida interior era la vida misma y con Jesucristo a quien amó profundamente, como vamos a ver.

En su escritura se interpela así misma, interpela a Dios, interpela al mundo y a nosotros los que la leemos porque logra meternos en su vida.

Teresa fue una mujer que supo habitar dentro de su propia existencia y al mismo tiempo amar profundamente a sus semejantes, amar profundamente la vida. Como amar es conocer, ella conocía muy bien la vida y la gente de su tiempo; en su obra descubrimos una impresionante relatora de la vida. Se expresa con tanta verdad que en sus escritos no sólo pone al descubierto la vida espiritual y su interioridad; sino que descubre el mundo que le rodea; Teresa como una gran mujer, como una gran madre trae al mundo su mundo. Leyéndola aprendes la historia de su tiempo y la historia y vida de las personas que nuca han sido historia y que nuca se habla de ellas: – las mujeres – la infancia – el pueblo llano. Presenta un testimonio claro de como se vivía en una sociedad que fue la suya. El siglo XVI

Teresa tenía una virtud, era profundamente agradecida, gracias a ello, tenemos una de sus obras que más me gusta: Las Fundaciones, un retrato fiel de lo que era la sociedad de su tiempo, y digo que se debe a su generosidad porque una de las cosas que más expresa en ella, es su gratitud a tantas personas y situaciones que con fidelidad y minuciosidad nos va detallando. Narra el devenir de ese esfuerzo y de esa pasión . La primera de fundar conventos y al mismo tiempo, se fundaba ella edición sale en Bruselas en 1620 de la mano de Gracián y Ana de Jesús. En toda su obra se va desgranando la riqueza de la experiencia como creatividad.

Las fundaciones proporciona un testimonio fidedigno de cómo vivía la sociedad de entonces. Aparecen en sus obras retazos de la vida de todas las personas que la han ayudado, que son cientos, y aparecen con sus nombres y sus vidas; desde las más altas: Princesa de Éboli, Obispos… hasta los más insignificantes: el mancebo Andrada “no nada rico, sino muy pobre”SE sirve tanto de los simples como de los grandes. Parece que la santa quiere dejar testimonio también de que su obra no es solo suya .Es algo que me ha conmovido profundamente. Hace de su transparencia y gratitud, una obra literaria con una Radiografía de su tiempo: Nos pone a la vista con todos sus pormenores su mundo. Nos hace visible a los invisibles de la historia, el pueblo llano, las mujeres, la infancia. No por opción por los pobres y los desechados, sino por fidelidad a su obra, a sus acciones. En un principio fue despiadada con ellos, la horrorizaban los tullidos Es enormemente sincera. Así como en las relaciones no buscaba la verdad, si no el encuentro “Quiera su majestad que tomemos los medios y nos entendamos”; en el relato buscaba la verdad, su profunda verdad.

Conocemos la historia y la geografía de España transitada por carros de mujeres .Recorrió más de 7000 Km andando, en carros y mulas. Pero brilla en toda la obra la gratitud “Bien es hijas mías las que leáis estas Fundaciones que sepáis lo que se le debe para quien sin ningún interés, trabajó tanto en este bien que vosotras gozáis” Gratitud y reconocimiento de los demás. En otra ocasión hablaba de la gratitud diciendo “Me parecía que era virtud ser agradecida y dar amor a quien me quería” Vida 5,4

Al mismo tiempo que relata los pormenores de las fundaciones de sus conventos, nos está trasmitiendo cómo era la vida de aquella sociedad y de las mujeres de entonces. Una reacción también a la situación de las mujeres, ella, no será así. Esta experiencia de la vida que incorpora a su búsqueda espiritual, es un conocimiento que aprovecha para ejemplificar y explicar con ello lo que es el camino espiritual, la oración y como hacerla “Como vais a estar ante Dios sin saber quien es El, y quien sois vos, ¿Cómo una esposa no ha de preguntarse quien es su esposo, si le guste, cómo es … y quien es ella, qué le gusta, qué quiere de su esposo que quiere recibir de el , que le puede dar. Diríais si esto ocurriera, cual desatino” Ella va desgranando en sus reflexiones espirituales como si fuera un goteo suave, una lluvia fina, lo que piensa de la vida realmente. En este ejemplo habla de la relación de pareja y nos está diciendo al mismo tiempo que los matrimonios de conveniencia y pactados al margen de la mujer, lo ve como algo inconveniente, como un desatino; y esto, explicando el necesario conocimiento de si mismos, enseñando como hacerse presente la persona en la oración. Debe saber “quien es ella y ante quien estáLas metáforas de Teresa están en cambio perpetuo. El conocimiento de si misma va a ser la clave en toda la pedagogía del espíritu que desarrolla Teresa. Pero no en el sentido de “conócete a ti mismo.” “S.M (Jesucristo) Ha sido el libro verdadero a dónde he visto las verdades! Bendito sea tal libro que deja imprimido lo que se ha de leer y hacer de manera que no se pueda olvidar!”. Vida 26,5.

Cuando habla de la pobreza a su monjas, nos cuenta cómo era la situación en la que vivía la gente, visibiliza las calamidades de los pobres:”Mirad cuantas personas habrá que en la enfermedad no tengan a nadie a quien de quejar” Les hace a sus monjas una llamada a que su pobreza tiene que ser distinta y significativa. Las Fundaciones es un libro muy bonito que mezcla aventura y espíritu, historia, “psicología social” y mucho sentido del humor. “Pues si Señor, Buenos están los tiempos y los caminos para volver…..le espetó al obispo de Burgos que pretendía volviese a Ávila sin que fundara en Burgos

Ella es una gran conversadora, conversó con mucha gente (las monjas entretenían a los ricos y a la nobleza.) Convierte la conversación en categoría literaria, define la oración como relación de amistad, por tanto conversación; ya he dicho que es un dialogo con Dios y con la vida. Tiene unas metáforas bellísimas; las formas lingüísticas del pueblo, las incorpora a sus textos, los refranes y expresiones, que la ayudan a explicarse, hacerse comprender.

(“De los enemigos los menos” Cuando habla de los estorbos de la oración)

Cuando habla del estorbo que podemos ser nosotros mismos para nosotros en el crecimiento personal dice:” No habéis oído aquel que cerró las puertas por miedo a los ladrones y dejó el ladrón dentro de casa”

Lleva a categoría teológica la cotidianidad de la vida del pueblo. Ella dice que “Dios es un brasero del cual salta a nosotras alguna centellita” Ella creía profundamente que nos habita la bondad…. aunque muy dentro

Gratitud, generosidad, fidelidad, honestidad, capacidad de verdad, lucidez y talento son rasgos que la definen muy bien.

Ha sido una precursora de una manera de ser que se buscaba así misma por escrito en aquella época entre el yo, no yo, el Otro, y el yo con los otros. Al encuentro de todo ello. A tumba abierta

¿Cómo surgió Teresa de Jesús y que la hizo ser lo que es?

No puedo contestar ni por aproximación a esta pregunta, pero me voy a arriesgar arrimándome un poquito.

. Ella es una gran lectora amaba los libros, amaba la literatura y lo confesó reiteradamente sabiendo que se la jugaba con la inquisición. “Tenga en cuenta la priora que en cada casa haya buenos libros………tan importantes como el pan para comer”.

La identidad es el principal mecanismo de orientación del ser humano, eso implica construir cognitivamente una idea de lo que es el mundo, y lo que esa persona represente dentro de él. La función de la identidad es tener control suficiente del mundo en el que vivimos. El yo de Santa Teresa está esculpido en la vida; se hizo caminado, viajando. escribiendo, rezando. Ella practicó una espiritualidad en movimiento que sale de los rincones, y se abre paso por los caminos. “Bebiendo de todos esos vinos que hay en la despensa de Dios” Ac 6.3.Una espiritualidad que la recoge al mismo tiempo para entrar en su yo íntimo, donde se va a encontrar consigo misma…Lo dio tanta importancia a entrar en nuestro interior y pararnos para estar en contacto con la radicalidad de nuestro ser que exclama:” Es un grave problema que no nos conozcamos a nosotros mismos , que no sepamos quienes somos” Se hizo caminando y rezando y sobre todo leyendo el evangelio y conversando con Jesús. Leia muchísimo el evangelio y la biblia que entonces era muy peligroso. Más aún, tiene un comentario del Cantar de los cantares que estaba prohibido leer.

Ese dialogo con Dios, que ella llamaba relación de amistad, le proporcionó un gran conocimiento de si misma; pero, también, de la vida que habitaba Es en la relación dónde se construye la identidad y el sujeto El conocimiento de si, la misma autoconsciencia es relacional. Las relaciones que ella establece con Dios, son personalizadoras, es decir formadoras de la propia personalidad que implica una identidad procesual y narrativa pues esa experiencia que tiene hay que comunicarla. Alumbra una nueva subjetividad abierta, por eso escribe. Su escritura realmente trasciende el tiempo histórico y nos alcanza hoy.

.

Entrar en nosotros en nuestro yo más íntimo es un gran desafío para nosotros hoy en medio de tanto ruido, para ella también, en una religión que estaba y sigue estando en su mayor parte fuera de la vida. Y exclama: “Pues pensar entrar en el cielo y no entrar en nosotros, que desatino”. Esto fue un desafío a la jerarquía eclesiástica. La iglesia siempre y todavía ahora de facto interpreta a las mujeres como “menores de edad” y con necesidad de tutela. Imaginaos lo que supone todo esto. ES una auténtica metamorfosis de la forma de creer, de la forma de ser mujer. Se queja de muy distintas maneras de esa minoría de edad de las mujeres para la iglesia, y lo vive como falta de libertad. Ella implícitamente está sintiendo en la iglesia una atmosfera opresiva.. Ella quiere hacer muchas cosas pero incluso para ella le parecen un gran desafío, en la oración con Jesús le llega a decir: “Señor mío, como me mandáis cosas que parecen imposibles, que aunque fuera mujer !Si tuviera libertad!” Vida 33,11.Transgredió lo que era ser mujer en su tiempo y religiosa. No se adecuó al papel que el patriarcado le asignaba como mujer y que nos sigue asignando; y además, rompiendo las expectativas de los otros se apropió de comportamientos que eran considerados propios del varón, y del clero, por ejemplo maestra del espíritu, escritora etc. Hubo más escritoras que ella solo que la historia nos las ha hurtado. Cuestionó el patriarcado con su vida y con su palabra y comprendió que en ese sistema mental y estructural estaba en el origen de toda forma de empobrecimiento y subalternidad de las mujeres por el hecho de serlo. Ella no hablaba de patriarcado, no existía como concepto pero existía como mentalidad y estructura social y ella dio buena cuenta del daño que hacía.

Tenía un gran sentido de lo que es ser persona y ejercer como tal y asumir lo que se dice con libertad, sobre todo en la relación con Dios. Apela continuamente a la autenticidad de la experiencia religiosa a la sinceridad y esto dinamiza sin duda el crecimiento personal. La guerra exterior, todas las actividades “emprendedoras” (era realmente una mujer de negocios y se manejaba muy bien) se sostienen con el análisis interior que lo hacía escribiendo. Era un espíritu verdaderamente emprendedor. Y deseante de las mismas oportunidades para las mujeres

La escritura la mete en el yo, la hace antropológica; no es cosa que está fuera, no es cosa que narra. Lo que nos cuenta, antes se ha escrito en su alma; porque estaba conversado con Dios.”YO te daré libro vivo” le dice Cristo .Sabe de la fuerza de la palabra por eso escribe. No cabe duda que otro aspecto de su vida que la hizo ser lo que era fue escribir. Ella en su escritura explora la memoria, la elabora, convierte su escritura en una incansable investigación de todos las costuras del alma. Arde en el deseo de sentir, en eso es una mujer de nuestro siglo:” No nos imaginemos huecas en nuestro interior” No deja de refundarse al refundar…La escritura es su verdadero camino espiritual y de sanación. La escritura que se convierte en lectura de sí misma, en pasión “Los fanáticos no saben ni leer ni reír”, dice en Las Moradas ¿Puede haber algo con mas actualidad?

A su pensamiento innovador, a su talento se sumaba una infatigable tenacidad y una capacidad incomparable para hacer amigos, manejar las envidias y las ingratitudes. Características que revelan una mujer de poder. Ella decía “tengo recio corazón. Se codeó con las más altas esferas. Se piensa que se pudo entrevistar hasta con Felipe II

Lee el mundo en función de los cambios que se estaban produciendo… las guerras religiosas, la armada invencible. De todo ello da noticia. No huyó del mundo, puso el foco en los senderos de la vida, otro aspecto que la hizo ser lo que es.

Pero también leía el mundo en función de los cambios que había que hacer La vida de poca virtud de los conventos y la exclusión de las mujeres de la universidad de la educación y de su propia autonomía personal. . “hacer eso poquito que hay en mi” Toda su vida, la de las mujeres, expresión, pensamiento y oración, estaba mediatizada por la voz del varón. Por ello la escritura la ayudó sin duda a entender y a madurar, a ser libre y cultivar la libertad que le negaban proscribiendo la palabra de las mujeres. Escritura que la acogía y la devolvía así misma.

. Por otra parte la enorme desazón que sintió ante la gran crisis de la iglesia y los monasterios, la gran crisis social por las guerras la impulsan a llevar su reforma. Teresa cambió profundamente a lo largo de su vida , y reconocía el don de Dios en ella, que se consideraba tan incapaz, ella decía “que Dios se equivocaba al poner su tesoro en tierra tan astrosa

¿Qué repercusión tiene la obra de Teresa en su tiempo, cual es el calado de su reforma?

Su reforma la hace según las necesidades de las mujeres (No de la iglesia como era lo común, aunque en aspectos formales se adhiere al espíritu de la contrarreforma) fue una gran distribuidora de los espacios y le los tiempos. Creando espacios absolutamente nuevos. Espacios dotados de autoridad femenina. Los conventos de mujeres que funda tienen un estilo muy singular y novedoso. Quería que sus conventos fueran verdaderos colegios de Cristo donde las mujeres aprendieran y enseñaran entre ellas. Que se hablara de Dios sin mediación de varón, que se opinara, que se comunicaran, y que se ayudaran entre si. Que compartieran y aprendieran de su experiencia, unas con otras. Hoy esto se llama sororidad, pacto entre mujeres que se reconocen como interlocutoras; es decir la visibilidad concreta de la reciprocidad empoderamiento y autocrítica Experiencia femenina, experiencia sexuada. Ella funda la sororidad.

La oración mental, que es lo que reivindicó Teresa para las mujeres y que casi le cuesta la vida en la inquisición fue su gran aportación para las mujeres religiosas, y lo conocemos por sus escritos, por sus libros. No se permitía la oración mental a las mujeres “Porque la imaginación de la mujer es mucha e incontrolable y maligna”, se decía. Al contrario que el Quijote, ella no luchó en ningún momento contra molinos de viento Su desbordante imaginación la llevó a construir una gran empresa, un gran cambio en las órdenes religiosas de su tiempo. .

Ella convencía a sus monjas de que este era un gran camino, y un camino de libertad “Entrar en vuestro interior, en vuestro castillo, pues sin licencia de superiores podéis encontraros, pasearos por el a cualquier hora “El castillo interior es un lugar de libertad, hermanas, que ni siquiera la priora puede entrar.” Ella quería construir personas, mujeres dueñas de sí mismas, libres en su opción y conscientes y preparadas.” Os imagináis estar hablando ante un rey y repetir cosas sin saber lo que decís?” Pues cuanto más, tenéis que hacerlo con este gran Señor que es Dios”. La mujer tiene que rezar como quiera. Pero sabiendo y eligiendo lo que se dice. Que nadie ponga en los labios de las mujeres lo que tienen que decir a Dios. Fijaos la mortificación que suponía rezar a Teresa el Salterio que estaba en latín y ella no sabía latín. Lo que tuvo que suponer para Teresa ese salto a la intimidad liberada cuando la intimidad de las mujeres ha estado, se alimentaba y se alimenta de la cultura de la dominación. Romper, luchar con una cultura de la sumisión como era la cultura clerical que imperaba, fue todo un desafío para ella y que todavía hoy está pendiente de resolver

Daba un gran valor a las capacidades de las personas, también a la libertad, en contraposición con la espiritualidad y prácticas religiosas de su tiempo y en las actuales. Se encuentra, claro, con la oposición del clero de entonces, y las dice a sus monjas. “No tengáis miedo si alguien os dice que esto es malo, que no es para mujeres. Tenedlos miedo a ellos, a quien os dice eso” Oiréis decir: qué atrevidas, que las mujeres mejor que hilen….”.Yo digo que “orar no es menear los labios”.La oración es un lugar de libertad donde te relacionas con Dios, en amistad. Lo que está diciendo Teresa es que nuestro camino es la libertad

La orientación de Teresa hacia la comunicación y el encuentro era notable. La oración como Relación de amistad con Dios desde la vida .Hace una profunda crítica de la razón imperante. Rompió el techo de cristal de las mujeres espirituales.”!Que no sea esclava de nadie vuestra voluntad”! Poneos por favor en el contexto actual de la iglesia y sus enseñanzas sobre las mujeres, donde no tenemos voz, o sobre nuestra propia democracia… L a propuesta de Teresa es transformarse en sí mismo, en quienes somos que sirva a otros nuestra experiencia y que tenga autoridad, y que caminemos todas y todos en libertad a la plenitud humana que somos.

Hoy, todas las técnicas autoconocimiento y meditación, de madurez, se basan en el encuentro con uno mismo; ese nuestro ser más profundo ¿Quien soy yo y ante quien estoy? Planteaba Teresa para estar ante Dios “El conocimiento propio es el pan con que todos los manjares se han de comer por delicados que sean” Ese conocimiento pasa por la lectura de tu vida interior y el ejercicio de la libertad.

Este método es extraordinariamente potente para el cambio personal que produce; es un proceso de humanización. Pero el conocimiento que plantea Teresa no es el “conócete a ti mismo; es la experiencia de relación con Jesús “Alma buscarte has en mí y a mi buscarme has en ti” la dice Jesús. Teresa de Jesús tuvo una gran pasión por buscar, por ampliar horizontes por ensanchar y crear espacios nuevos. Fue una mujer sin fronteras, atravesó hasta las de su propio tiempo.

Su experiencia en común, sienta una base ética, que es el cuidado de sí mismas, y la autoformación: Aprenden a escuchar los sentires y pensares leyendo sus vidas y escuchándose libremente, haciendo de la libertad una responsabilidad colectiva. Humanamente es muy interesante. Desde mi punto de vista ella vive en este proceso una verdadera trasformación de si misma.

El calado de su reforma estriba que cambia la vida de las mujeres religiosas a una mayor libertad, honestidad, compromiso y al reconocimiento de las mismas como personas no dependientes; por tanto cambia la sociedad. La sociedad entera que era fundamentalmente religiosa. Su espiritualidad es liberadora y trasformadora. Realmente cercó a la jerarquía de entonces, su fuerza y su pasión eran arrolladoras

Lo que plantea Teresa tiene hoy actualidad pues es la búsqueda consciente del ser humano que somos y vivir una religiosidad diferente. Los siglos que han caído sobre ella, en vez de desarrollarla y dejar que su luz alcance a la iglesia de nuestro tiempo, a nuestra sociedad y a las luchas feministas, desgraciadamente se la ha domesticado. No creo que en el V centenario la iglesia, el clero aprendan algo de ella; otra cosa son las múltiples personas, mujeres, religiosas, que con fe y sin ella se preocupan por conocer mejor a esta mujer y rescatarla de las prácticas piadosas.

No habitó exclusivamente espacios femeninos. Convivió con varones estupendos y ella lo reconoce. :”Alaboos mucho señor porque despertasteis a tantos como nos despiertan a nosotros”

Para que os hagáis una idea del ambiente en que desarrolló esto, ya después de muerta no se quería poner en práctica mucho de lo que ella decía y lo explicaban así: “La madre Teresa, era mujer y en fin hay que hacer poco caso de revelaciones de mujeres”. Se hizo un borrador de catecismo para introducir la lectura de la biblia en idioma propio que era una de las cosas que quería Teresa: “Entender lo que se lee y lo que se reza”; y decían “los eruditos” “La experiencia nos dice que dar escritura en lengua vulgar ha hecho daño a mujeres y a los idiotas” dijo Melchor Cano, reformando el catecismo. “El árbol de la ciencia teológica está prohibido por mas que las mujeres reclamen con insaciable apetito comer de esta fruta, y el pueblo pida abrir los ojos es menester vedarla (la fruta) y poner fuego y cuchillo por medio, para que el pueblo no llegue a ella” Melchor Cano “No pueden leer la biblia por el engaño que ellas tienen en si” Domingo Báñez. Todos ellos eran los más insignes teólogos de su tiempo. En este ambiente realizó Teresa su obra y a este ambiente y a estos varones y muchos otros, desafió.

Despreciar a Teresa y no tener interés por conocerla desde el feminismo porque era monja es un gran error, porque en su vida se narra la historia y la lucha y el sufrimiento de las mujeres. “Entender la gran merced que ha hecho Dios sobre vosotras de libraros de estar sujetas a un hombre, que muchas veces les acaba la vida y plega a Dios que no sea también el alma” ¡Le señalaba a sus monjas la suerte que tenían por no casarse! Escuchar en esta frase cuanta información nos está dando, cuanta historia está contando.. ¿Se puede escribir con más realismo sobre la violencia de género? ¿Se puede señalar la desgracia que esto constituye con más claridad?

Se narra también la pasión por crecer y por ser iguales, las culpabilidades de las mujeres que quieren salir del rol que nos ha dado el patriarcado; cuando se ponía a escribir Teresa, exclamaba “Vengo aquí, casi hurtando el tiempo y con pena porque me escondo de hilar” Vida 10,7

. La forma de dialogo que entiende Teresa con sus monjas nos recuerda la pedagogía inclusiva Establece relación de circularidad, acordaos que pedía que se reunieran en circulo. En aquel tiempo, las relaciones eran piramidales; que contraste, las mujeres en círculo, mirándose y hablándose… Visualizando una rueda imaginaria que provocaría la alternancia, las mujeres en la tarea conjunta de contribuir a la construcción del saber. Hubo otras grandes escritoras entre sus monjas. Estaba formando una feminidad alternativa y una espiritualidad alternativa.. Todas hablando; en oposición al varón pontificando, y los demás callando. Esto es muy actual. Lo de pontificar, digo. Una relación entre iguales se adhiere a una ética de la reciprocidad que resulta muy interesante y conveniente, fijaos el calado que tiene en contraposición de lo que piensa la iglesia que es ser varón y mujer, que dice que son complementarios y la importancia de la subjetividad, como fuente de conocimiento y oportunidad de ser. Esta circularidad obliga que cada diferencia conviva con las otras. Estimula a emprender tareas juntas. La relación en diálogo entre diversos produce indudablemente una madurez moral. Nada que ver con la costumbre y forma de ser de nuestra iglesia, ni de la de entonces. Esta alianza no es sencilla cuando tradicionalmente te enseñan a mirar a otros como ajenos, competidores y rivales. Esto es el pan nuestro de cada día en nuestro trabajo y en la sociedad de hoy.

¡Qué intuición pedagógica¡ Aprender de la experiencia! dar autoridad y voz a la experiencia de cada una. Un aprendizaje que hoy llamaríamos inclusivo porque allí también entraban las legas y las de categoría social inferior. Sentadas en círculo para verse todas y escucharse entre ellas y lo que era más “peligroso” para entonces y más inaceptable, hablaban de Dios, de su experiencia de Dios, de la oración, de su camino espiritual sin voz varonil que mediara en ello. Impone una aceptación de las mujeres de espacios separados de la autoridad de los varones sean materiales o simbólicos. Por eso se quejaban los varones y la desautorizaban “Pretenden enseñar esas, que están obligadas a aprender del varón, lo dice S Pablo. ¡Qué barbaridad¡ Ella contestaba: ”Diles que no sigan solo por una parte de las escrituras que hay otras muchas””. Su determinación a liberarse del yugo del clero y de los varones religiosos mediocres, era admirable y firme “no podrán atarme las manos”

Teresa en su reforma, sienta las bases del desarrollo de las posibilidades de cada una, de cada persona. Aprender a reconocerse en otras mujeres. Realmente facilita unas circunstancias en las que haya una exposición, en la que la autoridad no está establecida, ni sea poseída. La autoridad así, se juega en una reciprocidad asimétrica. Parece que nos está diciendo: La sabiduría, el conocimiento no está en nuestro poder, no es una posesión, sino una maestría sometida a la prueba de todos. No os canséis en dialogar “repetía ella, con ansias de volver de nuevo sobre las cosas; parece que nos dice ahora: volver sobre vosotras mismas, dispuestas a asumir y acoger ese ser que somos, que nos remite a un ser más grande que lo que creemos ser. Nada que ver con el fundamentalismo religioso y social. Ella trabaja y toma muchas decisiones indudablemente en dialogo con muchas otras, y dice con mucha frecuencia: que ha conocido a otras mujeres mejor que ella. Que difícil oír esto

Quiero citar a un pedagogo moderno el gran maestro de la escuela inclusiva Pere Pujolas, como le citan los Pedagogos, maestro de maestros. Decía sobre los niños con capacidades diferentes “que cada niño lleva dentro un tesoro y el maestro debe de ayudar a descubrirlo, que todos l niñ@s tienen capacidad diferentes y se pueden educar unos a otros. La escuela no puede perder esta riqueza. Un maestro no puede entrar a la escuela sin esperanza” Santa Teresa decía que “todo ser humano tiene en su ser un castillo muy hermoso que es tan bello como un diamante y en su centro esta Dios.” Habla de la belleza del alma, nuestra interioridad y habla de su hermosura y de su posibilidad con tanta pasión, como Pere Pujolas de los niños con capacidades diferentes Nos remite a nuestra belleza interior, la de todos y todas, y nos recuerda continuamente que la ignoramos.

En sus conventos se mezclan todas; todas eran importantes, nadie sobra; no quería linajes ni honras en sus conventos; las que sabían leer enseñaban a las que no sabían leer; y las que no sabían leer, aprendían y enseñaban la experiencia de su vida y de su corazón a las otras. (La Maribobales, una monja iletrada que Teresa admiraba).Esto no lo hizo, ni lo vivió de golpe, fue todo un aprendizaje. La misma intuición pedagógica de los colegios inclusivos que se trabaja en grupos de niños niñas con diversidades funcionales, y todos aprenden juntos. La diversidad es un valor para Teresa. Hoy en nuestra sociedad la diversidad que es una riqueza se la combate desde algunos grupos. Alienta Teresa una profunda amistad entre mujeres diferentes. Practicaba la amistad con muchos varones y mujeres extraconventuales y la amistad con Dios. De hecho ella reconocía su experiencia con Dios como una relación de amistad. Ella apuntaba con su estilo al reconocimiento de la singularidad de cada persona.”Dios tiene muchos caminos” “repetía

El descubrimiento de la propia voz, aunque sea vacilante, comunica poder, comunica autoridad y algo muy especial e importante para la lucha por los derechos de las mujeres: Tener voz. Nombrarte por ti misma, a ella le costó mucho llegar aquí dependió mucho de sus confesores, dudaba mucho de sí. Yo creo que participaba de eso que nos pasa a las mujeres de “la indefensión aprendida” Nos han enseñado a negar el ser que somos. Pero ella se abrió paso, utilizando y pidiendo para sus monjas y coetáneos “talento de discurrir con el entendimiento y aprovechar la imaginación” Imaginación, que los varones atribuían a la mujer, señalándola como minusvalía o virtud altamente sospechosa y peligrosa

Yo te daré libro vivo le dijo Jesús a Santa Teresa y lo he elegido como título de esta conferencia en esta librería que se llama “La libre de Barrio”, no hubiera podido elegir otro título más conveniente, ni más acorde con el contexto. El libro vivo era el mismo Jesús, más yo creo, que el libro vivo es ella, Teresa de Jesús, cuyas letras nos alcanzan hoy aquí esta tarde y me gustaría que se quedaran con vosotros y las hagáis correr “con talento e imaginación”. Ella pensó que la mística es una sabiduría interna, por tanto al alcance de todos y todas. Leerla, porque ella, Teresa de Jesús, quiso llevar el puro éxtasis al mundo.

Muchas Gracias.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *